Páginas

miércoles, 19 de enero de 2011

La Mulita Grande


Mulita Grande (Dasypus novemcinctus) - Nine-banded Armadillo

Este simpático mamífero pertenece al orden de los edentados, cuya historia evolutiva sucede en sudamérica, y dentro de este gran grupo, que además incluye a perezosos y osos hormigueros, se lo incluye dentro de la familia de los dasipódidos que agrupa a los piches, peludos, mulitas y al casi extinto Tatú Carreta. Es la más grande de las mulitas, puede alcanzar los 60 cm de largo a los que deben sumarse unos 45 cm de cola. Su peso oscila entre los 3 y 6,5 kg, siendo los machos ligeramente más grandes que las hembras. Las imágenes que compartimos en esta entrada las obtuvimos en el Parque Nacional El Palmar, provincia de Entre Rios, las primeras cuatro en febrero del 2008 y las cuatro últimas en febrero del 2009  obtenidas por nuestra amiga Puli a quien desde ya le agradecemos. Es muy factible que en ambas ocasiones se haya tratado del mismo individuo, fotografiado con un año de diferencia, dado el tamaño, el recorrido que realizó y la hora en que lo hizo, aunque no lo podemos afirmar fehacientemente. Se sabe que en busca del alimento recorren extensiones fijas que mantienen a lo largo de toda su vida. En las dos ocasiones que la registramos  (2008 y 2009) pasó por el mismo lugar con una diferencia de 10 minutos.

Es de hábitos solitarios, su actividad se da en el crepúsculo y la noche, realizando recorridas en busca de su alimento que incluye hormigas, termitas, escarabajos y otros insectos, también pequeños invertebrados y en menor medida raíces y frutos.

Habita desde el sur de los EEUU, por Centroamérica y Sudamérica, siempre al este de los Andes, hasta Uruguay y el norte y centro de Argentina. Esta presente en ambientes muy variados a lo largo de su distribución, como selvas, bosques en galería, montes y desiertos arbustivos. El Parque Nacional El Palmar, con sus extensos pastizales y palmeras yatay, bosques ribereños y monte entrerriano, es uno de los mejores lugares para observar a esta especie en estado salvaje, como atestiguan estas imágenes.

Es terrestre y se desplaza caminado, a lo sumo realizando trotecitos, cada tanto suele levantar el cuerpo sentandose sobre las patas traseras para olfatear el ambiente. Este es uno de sus sentidos más desarrollados, su vista es pobre por no decir que es "chicata", en efecto, mientras le tomábamos estas fotos, manteniendo cierta distancia y tratando de no hacer ruído, dió un giro que no esperábamos, me embistió levemente y asustada se perdió entre los arbustos.

Como se puede ver en la imágen tiene la cabeza alargada y cubierta de escudetes, las orejas largas y muy próximas, de ahi su nombre común "mulita". El caparazón es globoso y algo comprimido, de color pardo grisáceo oscuro, con escamas córneas amarillentas de intensidad variable, más que nada en los costados. Entre la parte delantera y la trasera del caparazón posee 9 bandas móviles (visibles en la foto siguiente), de ahí su nombre en libros españoles: Armadillo de Nueve Bandas. Aunque el número puede fluctuar entre 8 y 11. La cola es larga y con escudetes también, gruesa en la base y afinándose hacia la punta.
Tiene patas cortas y robustas, las delanteras con 4 dedos siendo los dos del medio más largos y con garras fuertes, las traseras tienen 5 dedos con uñas más cortas. Las garras le sirven para buscar comida y para cavar la cueva que le servirá de albergue, tanto para las crías como para escapar de los extremos climáticos. Sus principales predadores son los grandes felinos como el Puma y el Yaguareté, el Hurón, Gatos Monteses, el Zorro Gris y el Zorro de Monte, estos cuatro últimos mas que nada predando sus crías.

La Mulita es muy cazada en toda su área de distribución geográfica siendo facilmente atrapada cuando está lejos de su cueva, a mano, con perros también, en menor medida con arma de fuego, generalmente para alimentarse aunque sabemos de cazadores que las venden para laboratorios y zoológicos dado que esta especie es una "rareza" zoológica y entre otras cosas se contagia de lepra por lo cual sería útil para ciertas investigaciones. En la región chaqueña se la cocina sacándole las visceras y asándola directamente con el caparazón. A pesar de esto sus poblaciones no estarían en riesgo, siendo su estatus "preocupación menor" tanto para la UICN como para nuestro país.

Es un animalito que esta presente en el folklore, en numerosos cuentos y leyendas (como el ciclo del zorro), asi como también en los mitos de varios pueblos originarios, principalmente Mbya-Guaraníes, Qom, Matacos y Chorotes.


Para leer:

Canevari, M y Vaccaro, O.: "Guía de mamíferos del sur de Sudamérica" 1º Ed. L.O.L.A. Buenos Aires, 2007.
Parera Aníbal: "Los mamíferos de la Argentina y la región austral de Sudamérica" 1º Ed. Ed. El Ateneo, Buenos Aires, 2002.
AA.VV. "Fauna Argentina, Las Mulitas" CEAL, Buenos Aires, 1984.


Ver también (sobre mamíferos): 


3 comentarios:

  1. gracias me ayudo mucho

    ResponderEliminar
  2. muy sabroso me crie comiendo ese animal. No lo envido al que come cabiar

    ResponderEliminar
  3. Mi padre hace muchos años ,cuando trabajaba en el campo siempre encontraba un piche,y lo llevaba a casa,para alimentarlo con leche y otras comidas,para que engordara y luego comerlos Y se hacian regalones y nosotros jugabamos con el y nos encariñabamos y al final no lo comiamos y lo teniamos que regalar y otro se lo comia,y bien gordo.Uno hasta le pusimos nombre,se llamaba Juanito y a la mañana temprano en el patio ,se paraba en dos patas y pedia comida y mi madre se canso de criarlos y le dijo a mi padre que no trajera mas esos animalitos y un dia se aparecio con un guanaco.Que vichero que era mi viejo

    ResponderEliminar