Páginas

martes, 21 de junio de 2011

El Bosque Energético de Miramar



A penas saliendo del éjido urbano de Miramar se encuentra el Vivero Dunícola Florentino Ameghino que abarca una superficie de 500 hectáreas forestadas y fue creado por el Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires en 1923 para el estudio y fijación de los médanos costeros, evitando con su fronda que la arena acarreada por el viento perjudique los campos vecinos. La estación experimental pasó con los años a ser productora de especies forestales convirtiendose asi en el actual vivero siendo el que mas especies madres posee en todo nuestro pais. Su nombre homenajea al gran sabio argentino que descubrió  y describió numerosas especies fósiles nuevas para la ciencia asi como restos arqueológicos en la zona costera próxima al vivero.


La zona forestada se extiende desde los médanos de la costa hasta el camino pavimentado que une la ciudad de Miramar con el pueblito de Mar del Sur luego de recorrer 17 km aproximadamente.

La mayoría de los árboles son coníferas (pinos), por lo tanto especies exóticas.

Saliendo de Miramar con dirección sur y luego de recorrer unos 4 o 5 km se encuentra este lugar, que turistas o locales han denominado "El Bosque Energético" dadas sus particulares características y que reales o no han hecho del sitio una parada de interés para el viajero minimamente curioso y un destino obligado para los cultores del "New Age" en todas sus formas. No es raro al recorrerlo encontrar gente practicando yoga, abrazando los árboles o tomados de la mano en grupos. Durante la temporada turística en el área destinada al estacionamiento de autos, justo antes de la entrada al predio, se forma una "feria artesanal" donde los duendes y hadas tienen un lugar privilegiado.

La "energia" condensada en este lugar seria la respuesta a la facilidad con que se mantienen las ramas y palitos que la gente acomoda en equilibrio

el silencio y la penumbra del bosque cerrado contribuyen con lo suyo

sin dudas es notable tal facilidad

y cada visitante hace su propia prueba

creando un singular sotobosque de ramas en equilibrio

el silencio se debe a la escases de aves y a los carteles que invitan a hacerlo

En efecto, no más de 15 especies de aves podemos hallar en el mismo dado que no es un bosque nativo ni un ambiente propio del lugar. En los pastizales naturales contiguos que se extienden hacia Mar del Sur el número de especies de aves se eleva a más de cien...

La proximidad de los árboles entre si se debe a que originalmente eran plantines que serian transplantados a otros espacios, cosa que no sucedió y crecieron muy juntos hasta más de veinte metros de altura impidiendo el paso de la luz del sol en varios sectores

donde la oscuridad impide que crezca la hierba.

Un poco de historia y un minimo de ciencia son suficientes para desmitificar este bosque que no es distinto a otros similares plantados a lo largo de la costa atlántica bonaerense. Lejos de pretender un lugar de "policia positivista" descartamos las teorías que varios ilusos han dado sobre el sitio, convencidos de que cada ser es libre de creer en lo que quiera, más aún teniendo en cuenta que no se cobra entrada y suma como atractivo turístico local desde lo pintoresco.


Miramar, vista desde Punta Hermengo.

5 comentarios:

  1. Al fin alguien que deja de lado la sarasa energética y esotérica sobre este bosque
    http://www.clubdelarazon.org/index.php?option=com_content&task=view&id=32&Itemid=29

    ResponderEliminar
  2. La reaccion de la gente al ingresar al bosque http://www.youtube.com/watch?v=mKZX7Lp-omU

    ResponderEliminar
  3. no se por qué fuerza será(energética, magnética, etc), pero el bosque sí es MUY característico. yo fui hace 2 semanas y ni bien entré empecé a escuchar ruidos re ramas muy fuertes, me acerco asombradísimo y veo que las ramas de arriba se chocaban entre sí. si pones un palito arriba del otro a veces queda en equilibrio, pero si no es asi queda tambaleandose y moviendose casi por sí solo. es verdadera la fuerza del lugar. yo no sentí ninguna energía ni nada pero aún asi es impresionante. se equivocan los tarados que dicen sentir energia como los tarados que dicen que no hay ninguna. o tal vez los tarados que dicen sentir la energía en realidad son afortunados que pudieron hacerlo. yo no sentí nada pero sí vi algo inexplicable. ni viento ni una mierda, era fuerza de atracción entre las ramas de las copas de esos árboles. creo que tuve suerte ya que eso no se ve muy seguido

    ResponderEliminar
  4. Mucho cuidado, a nosotros nos baleo un tipo montado a caballo que nos intento robar, suerte que pudimos escapar corriendo en zig zag mientras el chorro disparaba, el susto fue terrible

    ResponderEliminar