Páginas

domingo, 14 de noviembre de 2010

Pueblo Liebig



Sobre la margen del Río Uruguay, a doce kilómetros de la ciudad de Colón en la provincia de Entre Ríos se encuentra este pueblito de estilo inglés que esconde en cada rincón un poco de nuestra historia. Sus orígenes se remontan hacia 1865 cuando se instala a la vera del río un pequeño saladero en el que se elaboraba charqui y tasajo para exportación. En 1903 la empresa Liebig´s Extract of Meat Company compra el viejo saladero O´Connor y empieza a elaborar el extracto de carne Liebig. La empresa comienza entonces la construcción del pueblo que hasta 1975 se llamaba Fábrica Colón. El trazado del mismo se realizó según las clases sociales, de un modo jerárquico. La fábrica, próxima al río, tenía unos corrales y una manga de acceso para el ganado que dividian al pueblo en dos, hacia el sur de la misma se encontraban las viviendas de los obreros y al norte los chalets de estilo inglés reservados para las autoridades administrativas. A pesar de las diferencias todo el pueblo contaba con servicio de agua potable y energía eléctrica continua generada por el frigorífico, así como también tenía escuela, biblioteca y capilla. El diseño arquitectónico de las casas en general, es de estilo inglés.

Camino de entrada al pueblo desde la Ruta Nacional 14

Vista del Centro Cívico y Comercial de Pueblo Liebig

En el mismo se encuentra la Junta de Gobierno, el Museo, la Biblioteca y el Centro de Interpretación Audiovisual

Así como también algunos comercios

Vivienda conocida como "la soltería" porque sus habitaciones estaban destinadas a albergar a los obreros solteros que trabajaban en el frigorífico. Posee un único zaguán que da acceso a una galería de distribución desde la que se ingresa a cada habitación.

Ex Correo

Vistas de "la fábrica"

Galpones y dependencias abandonados

Hacia 1980 la empresa decide terminar con sus actividades y se retira definitivamente de Sudamérica produciendo un gran impacto en el pueblo y dejando a sus obreros en la total incertidumbre.

viejas maquinarias del frigorífico


El "nuevo" nombre del pueblo que durante 70 años se llamó Fábrica Colón es un homenaje a la empresa que posibilitó la creación del centro urbano y fue la fuente de trabajo más importante de la zona por un período aún mayor. Al mismo tiempo, un homenaje al fundador de la empresa, un hombre de origen humilde que se hizo a base de trabajo y estudio llamado Justus Von Liebig. Nacido en Alemania, químico extraordinario, miembro de la Real Academia de Inglaterra y de París, descubre en 1847 la fórmula para elaborar el extracto de carne, funda una universidad y da cátedra durante 28 años. Liebig se asocia con un ingeniero alemán y fundan en Inglaterra la Liebig´s Extract of Meat Company Ltd. cuyas plantas frigoríficas se instalaron en Fray Bentos (Uruguay), Colón y Zevallos Cué (Paraguay). Por ello, para Ignacio Ismael Barreto (nacido en Fábrica Colón, 48 años trabajando para la empresa y autor del libro "Liebig´s, fábrica y pueblo"), tal reconocimiento ha sido justicia.

dependencias

La fábrica llegó a faenar entre 1500 y 2000 cabezas de ganado por día

Muelle de pasajeros

Por aquí pasaba el tráfico de gente que accedía al pueblo por vía fluvial

Río Uruguay desde el viejo muelle de pasajeros.

Por estos días, Liebig es un pueblito casi de ensueño, que ofrece al visitante su naturaleza e historia, sus playas de arena y el gran río de las aves, la tranquilidad de sus noches limpias, estrelladas, sus calles de ripio y la inolvidable amabilidad de sus habitantes.

Chalet típico donde vivía el personal jerárquico de la empresa

Bellísimo edificio de estilo inglés, ex Biblioteca de la fábrica, polo cultural del pueblo junto con la escuela, fundada el 26 de julio de 1905. Hoy funciona en el Centro Cívico.


Tiempo atrás, como cuentan los ancianos, Liebig estaba rodeado de bosques nativos que conformaban un área especialmente rica para la fauna autóctona, con una gran variedad de aves entre las que se incluye una , descubierta no hace mucho por un sabio local, el Dr. Mateo Zelich y nombrada para la ciencia por Tito Narosky (el autor de "La Guía"), en honor a ese gran naturalista, como Sporophila zelichi o Capuchino de Collar. Mateo Zelich, médico rural, entomólogo y ornitólogo de campo, eximio naturalista, posee una de las más impresionantes colecciones de mariposas e insectos del lugar y de todo el mundo. Desde 2004 su museo esta abierto al público en general y es una opción imperdible para quien visita Pueblo Liebig. Como comentábamos anteriormente, esos bosques y montes nativos (dónde el Dr. Zelich realizó sus estudios de campo y colectas científicas) sólo subsisten como manchones de vida en sitios apartados o próximos a ríos y arroyos (por ejemplo, la zona del Arroyo Perucho Verne, límite sur de Pueblo Liebig). A la tala indiscriminada para ganar tierras para la agricultura y ganadería, se sumó la plantación de exóticas, eucaliptus principalmente, para proveer la demanda de las tristemente famosas "pasteras".


Para leer:

Barreto, Ignacio Ismael: "Liebig, fábrica y pueblo" Ed del Autor, Concepción del Uruguay, 2006.


Ver también:

Molino Forclaz

1 comentario:

  1. Hola!Me llamo Margarita y estoy re iniciando un blog sobre viajes familiares que tenía en blogger, y estoy mudando a mano a wordpress, actualizándolo.
    En nuestra visita a pueblo Liebig no pude casi sacar fotos pues tenía a mi hijo menor dormido en brazos.
    Quería preguntarte si puedo tomar tu foto del muelle, la del edificio inglés y la de la viandada, obviamente mencionando la fuente y lo que vos quieras que ponga de referencia.
    No quisiera no mencionar a este lugar en mi blog (recién empiezo a repostearlo) porque me pareció hermoso.
    Desde ya muchas gracias, te mando otra por mail.Muy lindas tus fotos y tu blog.margui42@live.com.ar

    ResponderEliminar