Páginas

jueves, 26 de noviembre de 2009

Ruinas misteriosas


En febrero del 2006 procedentes de San Miguel de Tucuman nos dirigiamos con rumbo sur hacia Cordoba.
Pasando la ciudad de Simoca, en la localidad de Atahona, observamos a la derecha de la ruta unas ruinas que nos llamaron la atencion por su arquitectura, su disposicion y deterioro, que le otorgaban el misterio de aquello que es antiguo. Decidimos parar y tomarle algunas fotos. 


Pocos metros separan estas ruinas conocidas como San Antonio de Padua de la ruta nacional 157, en la localidad tucumana de Atahona, algunos kilometros al sur de la ciudad de Simoca. Ningun cartel recuerda al viajero este testimonio arquitectonico del paso de los sacerdotes franciscanos por la zona. Estas ruinas son los restos del convento que poseia la orden, instalada en la zona en 1684, su casa de descanso y retiros, segun lo que pudimos averiguar. El tiempo y el poco interes aparente en conservar este invalorable sitio amenazan con destruir una porcion de la historia tucumana.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario