Páginas

martes, 22 de noviembre de 2011

Cascada del Arroyo Los Ñoques


 Cascada del Arroyo Los Ñoques - Tucumán

Donde sea que existan, saltos y cascadas naturales, son un atractivo de singular belleza, que suelen ser explotados turísticamente en mayor o menor medida dependiendo de su accesibilidad. Lo que es indudable es el encanto que poseen estos accidentes naturales donde el elemento vital se quiebra, fluye y se abre camino. Casi escondida en la selva tucumana se encuentra la Cascada del Arroyo Los Ñoques, donde se puede llegar caminando luego de recorrer un sendero autoguiado de unos 200 m que parte de la Ruta Provincial 340 a 9 km de San Javier. La cascada se encuentra dentro de las 14.172 hectáreas protegidas por el Parque Sierra de San Javier (que incluye la Reserva Experimental Horco Molle), perteneciente a la Universidad Nacional de Tucumán, cuyos objetivos de conservación son precisamente las fuentes de agua potable, la protección de las laderas, la regulación climática, el mantenimiento de la biodiversidad y los ecosistemas.


 El sendero desciende la ladera a lo largo de unos cien metros 

 atravesando la Selva de Montaña o Yunga

 hasta llegar al Arroyo o Río Los Ñoques

 luego hay que dirigirse arroyo arriba por el lecho otros cien metros

 hasta la cascada.

El salto tiene unos 4 o 5 metros de alto

 y forma una olla o cuenco en su caída, muy aprovechado en el verano por los visitantes.

 El agua proviene de la humedad captada por la selva, que funciona como una "esponja". En efecto, la Selva de Montaña, Yunga o Nuboselva retiene el agua y la humedad en su follaje que lentamente discurre hacia sus ríos y arroyos manteniendo su fluir durante todo el año. De ahí su fundamental importancia como reservorio y provisión de agua potable.




 Rocas erosionadas por el agua.

El arroyo Los Ñoques corre entre Tipas, Cedros Tucumanos, Nogales Criollos, Alisos y Pinos del Cerro entre otros númerosos árboles y plantas que conforman la Yunga, refugio de una riquísima fauna, que incluye especies en peligro de extinción como el Ocelote y la Lampalagua, también Pumas, Pecaríes, Corzuela Parda, Corzuela Colorada y Mayuatos entre otras; aguas abajo se une al Río San Javier, que junto al Río de las Tablas aumentan el caudal del Río Lules que corre por la quebrada homónima para desembocar en el Río Salí.

Cangrejo de Río (Aegla intercalata)

La Selva de Montaña es una eco región caracterizada por su gran biodiversidad y por la existencia de numerosos endemismos (especies de flora y fauna que solo se encuentran en ese lugar) como el pequeño cangrejo de la imagen, un crustáceo decápodo de la familia Aeglidae, la misma es propia del Cono Sur de Sudamérica donde se distribuye formando zonas de alta diversidad, una de ellas es el Noroeste Argentino. Estos animalitos son una rareza porque conforman una familia representada por algunas decenas de especies agrupadas en un único género (Aegla) limitado a las áreas subtropicales y templadas de Sudamérica que habitan exclusivamente ambientes de agua dulce continental (ríos, arroyos, lagos, lagunas y cavernas) diferenciadas evolutivamente de otras 1400 especies del Infraorden Anomura de vida marina o estuarial (Bockup & Bockup, 1994).


Ver también: 


1 comentario: